Con las palabras se teje un mundo a nuestro alrededor

Con las palabras se teje un mundo a nuestro alrededor

Encontre esto en mi muro de facebook y me parecio de una gran sabiduria.

“Dice un proverbio indígena, que hay que tener cuidado cuando se habla, porque con las palabras se teje un mundo a nuestro alrededor. Cuando escribo, creo universos, guaridas que me protegen si el ruido afuera es ensordecedor. Navego por mares dulces, cruzo continentes de algodón, extiendo mis alas y surco cielos amarillos. Hablo conmigo misma teniendo diferentes nombres, a veces soy grande y otras demasiado chiquita. Acaricio el sol y la luna es mi gran sillón. Cuando decido volver, veo las cosas de otra forma, o quizás tal como son. Sé que esos otros mundos siempre me ayudan a capitalizar experiencias, a transformarme, conocer la verdadera magia de la alquimia de la vida y siempre volver a empezar. A algunos de mis personajes pude hallarlos dando vueltas por ahí, mostrándome su peor rostro y otras veces diciéndome la palabra justa para no rendirme. Nunca supe si los creé o ellos me crearon a mí. Pienso que vivir es saber distinguir cuando es momento de luchar, momento de hablar, también de decir basta y aprender a callar. Regresar a casa para encontrar las respuestas. Romper las cadenas que alguna vez até en mis muñecas sin saberlo, soltar, dejar ir, vaciar, limpiar, entender que siempre estuve en mí. Estoy creando un nuevo horizonte, lleno de luz, donde siempre podré sentirme segura. Llegará el día en el que descubra que aquellos mundos son parte de mi piel, que me construyeron siendo mi sostén. Entonces, solo entonces, ya no estaré dividida entre el “allá” y el “acá”, porque serán solo uno. Mi mirada te lo dirá todo, todo, todo. En ella verás reflejadas las galaxias, estrellas azules también, tu esencia fundiéndose con mi alma que ya es luz y solo quiere brillar para despejar las tinieblas. Escribo, creo historias y fantasías, adonde quiera que vaya las llevo conmigo, y cuando el tiempo pase y algún día ya no me veas, me encontraras en ellas, danzando entre mariposas violetas e hilos de plata, donde la eternidad descansa, donde mi corazón es libre… “

-Natalia Lewitan-

* Imagen: Brooke Shaden Photography